/GDI/ LA MAQUINA INUTIL Y SU FINALIDAD SIN FIN. LEYRE OM

“Creatividad no quiere decir improvisación sin método: de esta forma sólo se genera confusión y los jóvenes se hacen ilusiones de ser artistas libres e independientes”
Bruno Munari, Cómo nacen los objetos.

En la asignatura de Diseño del Producto, se nos plantea como primer ejercicio, la creación de una máquina inútil, un móvil. Tomamos como referencias a Calder, con sus formas sinuosas y de carácter vegetal, a Bruno Munari, con composiciones geométricas que giraban sobre si mismas, sin más función e intención por parte de ambos, que pasar de las dos dimensiones que ofrece un cuadro a las tres dimensiones, que va incluso más allá de la escultura, pues esos planos suspendidos en el aire juegan con el movimiento de tales piezas añadiendo otra variante, el tiempo. Otros importantes referentes fueron Paul Klee, Kandinsnky o Moholy Nagy, con sus composiciones geométricas, cromáticas y cómo representan el movimiento en plano.

Esta “máquina” que se nos proponía, debía jugar por tanto con las variables del espacio, el movimiento y el tiempo. La precisión del diseño radicaría en la sensibilidad del objeto a su entorno, como reacciona ante pequeñas brisas, movimientos o cómo solo por su equilibrio y su ligereza se mueve constante e imparable.

El ejercicio tuvo sus complicaciones a la hora de proponer nuevas tipologías,  todos estábamos anclados en las formas y composiciones de Calder o Bruno Munari, y es que cuando nos enfrentamos a nuevos proyectos, muchas veces nos cuesta separarnos de las referencias, y acabamos haciendo un pequeño remix, que no suele tener mucho sentido. Todos sabemos que el método proyectual debe empezar siempre por documentarse sobre qué se hizo y qué se hace ahora, pero luego viene nuestro verdadero trabajo, y dónde esta el reto. En base a lo que hayamos estudiado, filtrando toda la información, cada uno debe proponer algo, diferente, nuevo, pero intentando siempre, en todo lo que hagamos, PROPONER. Debemos ir un poco más allá de lo que ya conocemos, se podría decir que esa es nuestra función como diseñadores y arquitectos.

Nos llevó tiempo y varios prototipos llegar a nuevos conceptos, a nuevas formas, nuevos movimientos que capturar, pero finalmente salieron móviles que pese a su sencillez generan movimientos y composiciones bastante sorprendentes con un carácter muy personal y dotados de esa capacidad de atrapar el tiempo con su movimiento.
Hipnotizan sus ritmos y sus movimientos constantes, buscas el sentido a esa atracción por el objeto, pero no la tiene, simplemente mirarlo te hace feliz por un momento, quizá hasta te saque una sonrisa, y ya solo por eso diría que ya es menos inútil.

Laura Blanco 3

Profesores Diseño del Producto: Miguel de Andrés Irazazábal y Mariano Redondo.

Os dejo una selección de los trabajos más extraños, variados e hipnóticos, aunque no por ello los mejores, para que os hagáis una idea de la variedad de formas y movimientos.

Videos:

móvil from AngieBA on Vimeo.

Hanging. Cristina Perez Cisneros from m3emecubica on Vimeo.

Dots&lines_Leyre Ortuño from leyre on Vimeo.

 

 

Referentes:

 

Leyre Ortuño.