El Proceso creativo del logotipo. Mariano Redondo

EL PROCESO CREATIVO DEL LOGOTIPO DE LA EXPOSICIÓN “EL APRENDIZAJE DEL DISEÑO”

Introducción:

Desde el principio, el logotipo tenía la intención de ser co-creado con alumnos de Diseño de Interiores. Pero Di_mad nos exigía una premura de entrega insana y no quedó más remedio que trabajarlo entre los profesores Miguel de Andrés, Álvaro Hernández y Mariano Redondo.

00

Así pues, desde la mañana temprano nos pusimos manos a la obra.

En primer lugar nos parecía necesario tener un pequeño esquema de intenciones que definiese la Estratégica Gráfica y el método de trabajo que emplearíamos.

Era la primera vez que coincidíamos en un proyecto común, y haciendo acopio de confianza y teniendo siempre una perspectiva muy positiva nos pusimos a ello.

Generamos un primer esbozo de intenciones que debía definir en palabras (léxico de comunicación ) el producto o logotipo final.

Contábamos con un título para la exposición tan atractivo como “EL APRENDIZAJE DEL DISEÑO” francamente potente y sugestivo.

Síntesis generadora de los gráficos de comunicación:

. Teníamos que conseguir una imagen que representase el “Título de Diseño de interiores”

. Un símbolo que tuviese una gran capacidad de representar el crisol de asignaturas o disciplinas que lo forman.

. Un elemento gráfico que representase lo arquitectónico.

. Que fuese un elemento abstracto.

. Que fuese un icono con capacidad de transmitir un mensaje codificado culto.

. Debía ser algo concreto, compacto y potente.

. Debía integrar tipografía y un amplio área de respeto (cartelería suiza)

. Tenía que satisfacer el método de trabajo empleado para en consecuencia, obtener un producto eficiente.

. Tenía que ser fresco y actual y no perder el poso institucional positivo que aporta el sello UPM.

. El lenguaje debía ser fácilmente entendido por “un diseñador extranjero”

. Nuestros alumnos tenían que ver reflejado en el logotipo parte del dogma o principios de diseño impartido en nuestras aulas.

. Debía  ser flexible para usarse en distintos formatos, medios de edición, tamaños e incluso como elemento generador de espacio (gráfica espacial en interior de exposición)

. Podría ser factible en distintos colores. Pero siempre en una sola tinta.

. Tenía que ser muy visible y tener una alta capacidad vocativa, teniendo en cuenta que aparecería en entornos con alto nivel de diseño y compitiendo con otras exposiciones y conferencias.

. Debía ser un símbolo que envejeciera muy bien, que no tuviese necesidad de mejoras o “restyling” a corto plazo.

. El logotipo debía convivir con otros logotipos como “UPM”, “emecúbica”, “Matadero Madrid” y “Di_mad” que por suerte eran legibles a muy poco tamaño

. Pasarlo bien en el proceso de creación, compartir experiencias y aprender de los procesos creativos de otros compañeros.

El proceso:

El proceso creativo necesitaba como punto de partida, un elemento gráfico reconocible por nuestros alumnos, que reforzara la confianza en el aprendizaje del diseño impartido en las aulas. De éste modo se escogió el trabajo de un alumno de segundo curso como generador gráfico del mensaje. Con una buena génesis sería mucho más sencillo conseguir los objetivos. La elección diversificaba nuestro nivel de actuación y creaba la flexibilidad necesaria para el desarrollo de trabajo.

Trabajar con gráficos bidimensionales que valoraban tan claramente fondo y forma nos parecía lo adecuado.

Una estructura bidimensional abstracta que generase espacios inconcretos a modo de planta de edificio. A la que para dar escala añadíamos puertas. Esto hizo que apareciesen espesores de muros, habitaciones, se generaban recorridos, patios…

El paso paralelo consistía en encontrar una tipografía legible, y que tuviese capacidad de emplearse en espacios reducidos (banners informativos web). Esto nos llevó a elegir una bonita HelvéticaNeue Condensada.

Mientras, explorábamos las posibilidades del símbolo en cuanto a dinamismo y  rotundidad, continuidad y nivel de abstracción, equilibrio entre tinta y papel (fondo y forma)

Se realizan las primeras pruebas de color y de impresión. Escogiendo el Pantone 5555 C como tono principal. Un bonito número que confirmaba nuestro acierto en el color antes valorado sólo como RGB.

En el proceso decidimos hacer pruebas de símbolo en línea para acercar el resultado a algunos de los gráficos más reconocibles de la Bauhaus. Además de estrechar el símbolo para que su geometría encajase en dos cuadrados tangentes en vertical.

 

El resultado

Los carteles finales con el símbolo incluido fueron resultado de muchas pruebas en un camino de ida y vuelta. Aquí expuesto queda reflejado como un proceso lineal. Pero no es esa la realidad. De hecho, ni siquiera se dieron por definitivos los carteles en un primer momento, se siguió trabajando en busca de nuevas opciones que también fueron descartadas.

Así pues se generaron dos carteles principales en fondo blanco y fondo corporativo. En los que además nos permitimos modificar el símbolo mediante la valoración de la línea o la masa.

Entendiendo que ambos podían convivir juntos y generar mas posibilidades gráficas-gramaticales.

Conclusión:

El resultado satisfizo a gran parte del alumnado, que sí se sentía representado por el cartel y su logotipo. Dato muy positivo teniendo en cuenta que ellos eran  los protagonistas de la exposición.

El trabajo en equipo de personas que tienen diferente método de pensamiento, enriqueció el proceso de trabajo y por ende el resultado.

Aprovecho este momento para dar las gracias a todas las personas que participaron en la exposición “El aprendizaje del diseño” tan necesaria para reforzar la confianza en nuestro método de enseñanza. A todos los alumnos y profesores sin los cuales no hubiésemos podido gozar de esta experiencia.

 

Mariano Redondo Almena.

Profesor de Diseño Gráfico e Imagen Corporativa y Diseño de Producto del Título Propio de Diseño de Interiores de la UPM.