/INTIMIRADAS/ “Asentamiento” Humano. Javier de la Rosa

Javier de la Rosa, nace en Sevilla en 1966 y comienza su formación allí, después se traslada a Madrid desarrollando su carrera hasta hoy. Una carrera creativa en la que se combinan desde sus comienzos la faceta de diseñador y grafista con la de ilustrador.

Como diseñador, dedicado preferentemente al mundo de la cultura, ha realizado algunos de los más memorables carteles editados durante estos años en nuestro país.

Pero estos ámbitos, la ilustración y el diseño gráfico, no constituyen en su obra aspectos diferenciados e independientes, por el contrario ambos se entrelazan y relacionan produciendo una suerte de contaminación estilística de tal modo, que sus diseños se benefician de su mundo ilustrado, descansan sobre sus gustos, preferencias e indagaciones y viceversa; ; ese mundo ilustrado de sus recursos como grafisca tan peculiar.

Las ilustraciones de Javier de la Rosa evidencian sus intereses plásticos y estéticos así como sus influencias, casi siempre explícitos: el mundo de la publicidad, el cómic, el cine, la música… pero también Pollock, Tonmbly, Lichtenstein o Hockney… valiéndose de un eclecticismo técnico y con una amable falta de respeto, amalgama en sus trabajos elementos de muy diversa procedencia que adquiere, descontextualizados y en relaciones inusuales, nuevos significados y una mayor capacidad de sugeriry conmover en un ejercicio en el que siempre prevalece la eficacia perceptiva y la sensualidad colorista mínima que proclaman y transmiten una concepción, golosa también, del arte.”

 

“Asentamiento” Humano.

 

Siempre que pienso en el interior de un espacio inevitablemente veo el exterior del mismo y me pregunto qué se verá desde sus ventanas… En el estudio, sentado en mi mesa de trabajo observo desde un gran ventanal pasar el tiempo con sus seres anónimos que, lo más probable, se dirigen hacia un interior para amar, odiar, trabajar, sufrir y un sinfín de necesidades y sentimientos encontrados. Es en esos momentos cuando pienso en los objetos que rodearán esos momentos: ¿en qué silla odiarán? ¿en qué sofá descansarán? ¿en qué cama amarán?…
Y de pronto, me duele la espalda, -joder, esta silla es muy bonita pero no es nada cómoda- C’est la vie!

 

Javier de la Rosa