Viviendas modulares. A-Cero

La calidad, el diseño, la brevedad en los plazos de entrega y el económico precio de este último proyecto de A-cero, han sido todo un éxito en los últimos años, con este proyectos han apostado por popularizar el diseño y la calidad constructiva, con el fin de que la arquitectura de vanguardia no quede reglada a una elite económica.

 

“Si os dijesen que podéis tener la casa de vuestros sueños lista en menos de tres meses por 79.000 euros, ¿os lo creeríais? o pensaríais: “Es imposible, algún fallo debe tener”. Pues no. No hay gato encerrado. Simplemente se necesita un terreno y A-cero pone lo demás.
Se trata de la última apuesta de A-cero: viviendas modulares. Casas industrializadas en las que el diseño, la exclusividad y la calidad, que caracterizan todos los proyectos A-cero, siguen siendo los protagonistas, pero a un precio mucho más asequible.

Todo ello, gracias a que los módulos de las viviendas son fabricados en taller reduciendo muchísimo los gastos de producción. Las piezas se realizan siguiendo un sistema de fabricación en cadena que permite ahorrar los costes y mantener un control de los materiales y calidades mucho mayor que en las construcciones tradicionales. No hay retrasos de mano de obra, inconvenientes climáticos ni problemas relacionados con los materiales. Además, el plazo de entrega se reduce a una cuarta parte como mínimo.
En consecuencia, tenéis una casa un 30 por ciento más barata que el resto de viviendas construidas en España (bajo los mismos estándares de calidad) y adaptada a vuestras necesidades o preferencias: número de dormitorios, mobiliario, piscina, garaje, porche y otras numerosas opciones que podéis ver en nuestra página Web (www.a-cero.com).

Como podéis comprobar las ventajas de estas casas son múltiples y, para variar, los japoneses parecen haberse dado ya cuenta de ello, ya que el 18 por ciento de las viviendas unifamiliares en el país nipón son casas industrializadas. También en EEUU (donde el 95 por ciento de los ciudadanos no puede costearse un arquitecto) cada vez son más las personas que optan por este tipo de vivienda como una alternativa asequible para una casa de diseño personalizado.
Sin embargo, en Europa las casas prefabricadas se han asociado históricamente a casas baratas y de poca calidad utilizadas como casetas o pequeños almacenes más que como residencias para vivir. Un estigma social que existe debido a la baja calidad de los diseños utilizados en el pasado, especialmente en la época del comunismo en Europa del Este.
Pero los materiales actuales son tan óptimos, espectaculares y resistentes que incluso los hay con capacidad para aguantar terremotos y ciclones. De hecho, recientemente un arquitecto de Miami ha propuesto enviar a Haití casas prefabricadas de un material hecho a prueba de agua, fuego y moho para resolver el problema de la vivienda que existe en el país centroamericano tras el seísmo del pasado enero.
Y es que hoy en día un grupo cada vez más numeroso de arquitectos y diseñadores muy cualificados están apostando por las viviendas industrializadas como la próxima revolución de la arquitectura residencial.
Basta darse un paseo por la vivienda piloto que A-cero acaba de presentar en Madrid, para comprobar de primera mano como, pese a su económico precio, esta innovadora casa lleva impreso el inconfundible estilo de A-cero que le hace destacar entre todas las tradicionales construcciones de su alrededor. Sus líneas puras y rectas conforman una estructura cúbica en un negro rotundo que resplandece con la luz del sol de tal forma que nadie que pasa por la zona puede evitar dedicar unos minutos de su tiempo a curiosear la “casa modular”.

Leyre Ortuño Madero

 

http://blog.a-cero.com/2010/02/15/la-casa-de-tus-suenos-por-69-000-euros/?lang=es